La cirugía láser de cataratas

By | febrero 25, 2013

cirugía láserLos trastornos de la visión producen una importante afectación de nuestra calidad de vida. Cuando tenemos dificultad para ver comenzamos a valorar la importancia del cuidado de este fundamental sentido que poseemos.

Las cataratas son un problema ocular frecuente en las personas mayores vinculados a un mecanismo normal de envejecimiento. Pero es necesario tener en cuenta que no todas las personas mayores de 60 años las tendrán, pero es un problema de salud frecuente.

Un diagnóstico precoz permite advertir al paciente del problema que tiene en uno o ambos ojos, en muchos casos se requiere un control a lo largo del tiempo con un profesional médico.

Para ser sometido a un cirugía láser de cataratas, la misma debe tener un grado de moderado a severo, que impida la persona vivir normalmente. La alteración de la visión de bajo grado no es candidata a ser solucionada a través de una cirugía láser sino que pueden utilizarse lentes o esperar unos meses. La opacidad del cristalino tiene que generar una alteración importante de la visión y del estilo de vida de la persona para proponer a la cirugía láser como una opción de tratamiento por parte del profesional médico.

“La cirugía láser consiste en un mínimo corte, que permite la retirada del cristalino que está opaco y no permite una correcta visión”.

Luego se coloca un cristalino artificial intra ocular para asegurar que la captación de los rayos de luz se haga correctamente y se proyecten sobre la retina para generar la imagen. La utilización de tecnología de cirugía láser permite realizar incisiones de menor tamaño que el método tradicional y evitar rupturas parciales del cristalino que pueden requerir cirugías posteriores.

Dentro de las ventajas de la cirugía láser es que permite la colocación de lentes más modernos y de pequeño tamaño. También disminuye la aparición de complicación intra y postoperatorias como el sangrado y la infección.

La cirugía láser consiste en un gran avance tecnológico que permite reducir el tiempo de la cirugía tradicional, disminuir las complicaciones y tener una recuperación más rápida. Los beneficios requieren que el profesional tenga experiencia en cirugía láser porque requiere una capacitación importante. El profesional oftalmólogo en conjunto con el paciente y su familia elegirán la opción láser valorando los costos, complicaciones y evolución posterior a la cirugía.

Los aspectos negativos de la cirugía láser es que se requiere un equipo de tecnología, que el centro de salud elegido puedo no tenerlo. Se debe tener un profesional con experiencia en su manejo. Es preferible elegir la operación de cataratas tradicional si el profesional de la salud no tiene experiencia en la utilización de la nueva tecnología en la cirugía láser.

La cirugía láser está ampliamente distribuida a nivel mundial, cada vez más profesionales cuentan con amplia experiencia y los equipos presentan mejoras frecuentemente. La cirugía láser ha ganado mucho terrero en el tratamiento de las cataratas permitiendo mejor la visión de aquellas personas que la padecen y les impide desarrollar su vida de forma normal.

Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *